El Verdadero PRI Y Su Pasado Que No Puede Negar


Nuestro sistema democrático no es perfecto, ha sido una lucha de generaciones. Empezando el siglo XX con la lucha en contra del régimen de Porfirio Díaz que logro permanecer más de 30 años en el poder.

Durante casi todo el siglo XX, después de la revolución ha habido solo un grupo en el poder, que invento la forma de trascender a las personas. El Partido Revolucionario Institucional (PRI) ha sido quien ha controlado el país a lo largo de décadas. Cambiando los nombres pero no los fines ni las intenciones.

Muchos mexicanos dieron su vida por oponerse a esta dictadura de partido. El PRI no permitió otras visiones para nuestro México. No compartió el poder, lo monopolizo, lo controlo, lo repartió a quien como fiel soldado obedecía, pero nunca permitió que nadie en algún lugar se le opusiera.

Desde 1929, muchos hombres y mujeres se opusieron, teniendo que pagar con sus propiedades, con su libertad y hasta con su vida. Los ejemplos más claros los vemos en 1968 y 1970.

Mantener al pueblo con un bajo nivel de alfabetismo le permitió a este partido mantener control de la gente. Presidentes municipales, gobernadores, diputados, todos eran botines a repartir entre los obedientes.

¿Con que derecho ahora pretende este grupo de caciques apelar a nuestra conciencia para que depositemos en ellos nuestra confianza para gobernar?

Tuvieron que pasar muchos años para que reconocieran el primer triunfo opositor, fueron cuatro diputados (Michoacán, D.F., Nuevo León y Aguascalientes). Una migaja para demostrar al mundo la falsa democracia. En enero de 1946, se presento la represión contra los ciudadanos de Leon, Guanajuato por atreverse a intentar oponerse a la imposición de un Alcalde. Esto no sucedió en los países africanos, era aquí, en nuestro México. Y el partido represor tiene nombre: PRI.

Juan Andrew Almazán (1940), Miguel Henriquez Guzmán (1952), Valentin Campa (1958), Demetrio Vallejo (1958), Salvador Nava, Victor Manuel Correa Rachó (1969), Salvador Rosas Magallón, los que se fuerón a la guerrilla en los setentas, Luis H. Alvarez, Heberto castillo, Manuel J. Clouthier (1988). Todos ellos y muchos mas luchando por un México democrático. Un México sin la dictadura de partido. Eso no fue hace siglos, fue hace años. El represor tiene nombre y hoy se cubre con piel de oveja.

Creo que no habrá fraude el dia de las elecciones, ni en el conteo. Pero lo que esta sucediendo es evidente, al más clásico y puro estilo de un partido que es experto en estas cuestiones. Compra de votos, chantajes, reparto de dinero y bienes, carruseles, etc.

El PRI esta en lo que sabe hacer bien, comprar conciencias por una despensa, una bicicleta, una calcomanía.

¡No lo permitamos!

¡Mucho ha costado llegar hasta aquí! Y no fue gracias al PRI, fue a pesar del PRI.

Los comerciales de telenovelas eso son, promesas que solo se cumplirán para los Salinas y compañía. A nosotros, el pueblo, que nos cargue la chingada….como durante mas de 70 años ocurrio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s