La tristeza por el cambio que no se dará


La sociedad debe cambiar, los modelos han dejado de funcionar y se dirige cual locomotora en vías que acaban en un precipicio.

Viendo el debate de los candidatos franceses y esperando el que ocurrirá en México, me pregunto ¿Estos son solo hombres y mujeres de mente amplia y brillante que cambiaran las cosas?

¿Son los partidos políticos los representantes de los intereses de los diferentes sectores de la población?

Los partidos son eso, entes que parten, dividen y en esta caso a la población. Y a pesar que todos, en lo fundamental, deseamos lo mismo, el concepto de pertenencia o simpatía de una corriente política nos divide.

Hemos caído en el juego. Creemos que necesitamos de ellos y han conseguido, no solo ser mantenidos por el presupuesto de gobierno, sino también ser consentidos. Nos quisieron convencer que todas estas enormes cantidades de dinero son necesarias por la democracia.

¿Pero cual democracia? ¿Es el gobierno del pueblo? ¿O es el gobierno de la camarilla en turno, llámese verde, azul o amarillo?

En teoría, los partidos tienen principios, doctrina, valores. ¿Pero quien defiende esos principios? Defienden sus cotos de poder. Defienden sus privilegios. Defienden a su pandilla.

El Partido Verde, que parecería de la esperanza, hace alianzas para mantener privilegios, para que la familia y círculos cercanos continúen exprimiendo su pedazo del pastel.

Y el PANAL. Solo pretendió, con los mismos fines, aliarse con el PRI para mantener sus canonjías. Y una vez que quedo solo, buscar mantener su existencia.

El PAN, partido con doctrina clara y el único con reglas democráticas, fue ocupado por arribistas y ambiciosos de poder que dejaron a un lado la razón de la existencia de este partido.

Que decir del PRI, nunca se fue del poder, como parasito prendido del cuerpo, así esta con nuestro país. Quienes lo defienden son los que de alguna forma tienen o han tenido un beneficio. Ellos crearon la estructura que tiene al país tan dividido, en pobres y ricos. Es triste pensar que el destino de México esta amarrado al PRI.

El PRD es una escisión del PRI, traidores a la izquierda mexicana, hacedores de pandillas manipuladoras de votos y como perros hambrientos, son capaces de comerse entre ellos.

Ninguno de ellos, con sus candidatos cambiara al país.

Los candidatos a los puestos de elección, buscan un lugar para ser el siguiente consentido del presupuesto. Las palabras son las mismas en cada elección, las promesas son las mismas en cada elección. Las necesidades son las mismas en cada elección.

La distribución del poder, en sus tres niveles esta podrido, corrompido, poco útil.

Hay quien dice que esto es mejor que nada. Habrá que preguntarle a los 70 millones de pobres, a los millones afectados por la mala impartición de injusticia o por los que no han recibido la atención medica que han debido. Y cada uno de nosotros conoce casos. No son únicos.

Y los partidos políticos nos han acorralado. Las nuevas ideas, nuevas corrientes no pueden ser incluidas sino son a través de un partido existente. Y crear uno cuesta caro (Lo que le costó a Elba Esther). Esto es una dictadura de partidos.

El país no cambiara en los próximos seis años y ese es mi pesar. Veo con tristeza que retrocederá. Y no es porque queramos, sino que los partidos políticos que han ocupado el poder a través del congreso han hecho todo para mantener sus privilegios sin avanzar.

Los cambios fundamentales, las reformas no se dieron, ni se darán. Y ¿Cómo puede ocurrir? Si son 628 personas (diputados de nadie) queriendo hacer oir su voz, son sus objetivos en el próximo ciclo y pagando el favor a su jefe.

Hagamos el siguiente ejercicio: ¿podrán entre los 500 hacer lago tan sencillo como un pastel? ¿Serian capaces de entre los 500 escribir y estar de acuerdo en un corto cuento? Si en lo sencillo serian inútiles en los cambios de fondo ¿Qué se obtiene?

El ejemplo esta en las leyes electorales, en lugar de una reforma es un retazo con parches donde cada quien puso el suyo y al final no se obtuvo lo que se quiere.

Pobre nuestro país, bendecido con sus habitantes, maldecido por sus políticos y partidos.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s