La Falsa Mayoría de EPN


Hoy dos de julio de 2012 y no contando aun con los resultados oficiales pero si ya una tendencia que no cambiara podemos concluir con los siguientes hechos:

La lista nominal totaliza 79.4 millones de electores. Es decir, ciudadanos con credencial y capacidad de votar.

Actualizada y validada por el IFE representa el total de votantes con capacidad de decidir en las urnas las opciones que presenta el sistema de gobierno.

Las opciones que presenta el sistema de gobierno no son necesariamente las opciones que el ciudadano desearía, no hay forma que en las urnas se refleje directamente lo que el votante desea, debe pasar por los filtros de los partidos. Esto es, se vota por las opciones que presentan los partidos, reflejen o no los deseos del pueblo.

La aclaración es relevante porque habrá ciudadanos que la única forma de expresar su deseo es negarse a votar (porque no les atrae ninguna opción). Una conclusión simplista sería pensar que no lo hacen por desidia, cuando se debe de profundizar en los motivos por los cuales un ciudadano con derecho activo y credencial se niega a dar su voto.

Sigue leyendo

Anuncios

La tristeza por el cambio que no se dará


La sociedad debe cambiar, los modelos han dejado de funcionar y se dirige cual locomotora en vías que acaban en un precipicio.

Viendo el debate de los candidatos franceses y esperando el que ocurrirá en México, me pregunto ¿Estos son solo hombres y mujeres de mente amplia y brillante que cambiaran las cosas?

¿Son los partidos políticos los representantes de los intereses de los diferentes sectores de la población?

Los partidos son eso, entes que parten, dividen y en esta caso a la población. Y a pesar que todos, en lo fundamental, deseamos lo mismo, el concepto de pertenencia o simpatía de una corriente política nos divide.

Hemos caído en el juego. Creemos que necesitamos de ellos y han conseguido, no solo ser mantenidos por el presupuesto de gobierno, sino también ser consentidos. Nos quisieron convencer que todas estas enormes cantidades de dinero son necesarias por la democracia.

¿Pero cual democracia? ¿Es el gobierno del pueblo? ¿O es el gobierno de la camarilla en turno, llámese verde, azul o amarillo?

Sigue leyendo