La humanidad debe cambiar


Univexo

Nunca antes en la historia del mundo había habido tantas personas viviendo en el mundo. Compartiendo el mismo espacio, ahora somos más. No es solo de un siglo a otro, o de una generación a otra. Ahora en la misma generación notamos mas personas en los mismos espacios.

Somos siete mil millones de personas en este momento. La población se duplico en menos de cincuenta años, ¿Hacia donde nos dirigimos?

Los problemas del mundo, aunque queramos ignorarlos, están presentes. La pobreza, la contaminación, la desertificación, la sobreexplotación de recursos, la desaparición de especies, el calentamiento global, la disminución de la capa de ozono, sobrepoblación.

Ver la entrada original 762 palabras más

Anuncios

El Circo De La Democracia


El Circo De La Democracia, imagen tomada de 20Ninguensrepresenta.wordpress.com

Cada cierto tiempo se abre en el país el ciclo del “Circo de la Democracia”. Nos inundan con carteles, slogans, comerciales, documentales y todo un derroche de recursos en diferentes formas. Miles de millones de pesos gastados para asegurarnos que el futuro esta en nuestras manos, al seleccionar a uno de los candidatos que, para cualquier puesto popular, los partidos nos ofrecen.

Casi 16,000,000,000 de pesos para las elecciones presidenciales mas lo que corresponda a aquellas elecciones locales.

Además de todos los recursos en especie y no reportados que se utilizan.

Hay muchas interrogantes que se abren a partir de tal dispendio de recursos.

1)      ¿Tal gasto garantiza que se selecciona la mejor opción para dirigir al país?

¡Obviamente No! Ganó el que derrocho mas recursos, el que es más fotogénico, el que estuvo en campaña durante hace años, quien fue apoyado por un grupo unido, sino en principios si en intereses.

2)      ¿El derroche exagerado de recursos se realizó en busca de alcanzar los principios que los partidos dicen promover?

¡Claro que NO! Los partidos políticos han demostrado a lo largo de la historia que están mas preocupados en ampliar o al menos mantener sus cuotas de poder. Para las personas que están detrás de los partidos, ha sido una inversión que esperan recuperar. Y desgraciadamente, en muchos de los casos, tales inversiones ni siquiera fueron hechas con su dinero (mal habido también) sino con recursos gubernamentales que son canalizados para su provecho.

Sigue leyendo