La Divina Comedia


Divina comediaDante Alighieri

Divina Comedia

********************************************************************************************************

INFIERNO

CANTO I

A mitad del camino de la vida,

en una selva oscura me encontraba

porque mi ruta había extraviado.

¡Cuán dura cosa es decir cuál era

esta salvaje selva, áspera y fuerte

que me vuelve el temor al pensamiento!

Es tan amarga casi cual la muerte;

mas por tratar del bien que allí encontré,

de otras cosas diré que me ocurrieron.

Yo no sé repetir cómo entré en ella

pues tan dormido me hallaba en el punto

que abandoné la senda verdadera.

Mas cuando hube llegado al pie de un monte,

allí donde aquel valle terminaba

que el corazón habíame aterrado,

hacia lo alto miré, y vi que su cima

ya vestían los rayos del planeta

que lleva recto por cualquier camino.

  Sigue leyendo

Anuncios

Una de Superhéroes


Después de la injustificada, cruel, inhumana y masacre sin sentido del fin de semana pasado llega el tiempo de reflexiones. Los motivos y las razones, porque en el estreno de una película de un superhéroe defensor de los desprotegidos, serán motivo de estudios. Yo solo me pregunte ¿Existen superhéroes de verdad?

Algunos contestaran ¡Claro que existen! Padres, madres, maestros, policías, enfermeras, médicos, soldados, que sacrifican su tiempo, que dan su vida por otros, etc. y estoy de acuerdo.

Mi pregunta se refiere a que si existirán personas que quieran emular las hazañas de Batman, Superman, El Hombre araña, El Chapulín colorado y otros.

En este mundo que no deja de sorprender, donde los medios de comunicación y mercadotecnia establecen algunos de nuestros valores resulto que ¡si existen tales personajes!. Y no solo eso, ¡también existe una liga de superhéroes!

Sigue leyendo

Hipatia, Una mujer extraordinaria


Tenia sesenta años de edad, se dirigía hacia su escuela o hacia su casa. Una turba de fanáticos religiosos se abalanzo sobre el carro que le conducía a su destino (Se cree que esta turba eran parte de los 500 monjes guardia de Cirilo, arzobispo de Alejandría)

Corría el año 415 (o 416), el cristianismo a través de la iglesia católica apoyada por el emperador romano se extendía por todo el imperio romano. Los limites entre la fe, el fanatismo, la tolerancia, la ciencia y la brujería se perdían entre las interpretaciones de cada obispo.

Teodosio, emperador romano, se había convertido al catolicismo y la había declarado la nueva religión del estado. El libre pensamiento y la tolerancia religiosa se vieron amenazados y perseguidos, acusándose de herejes aquellos que no se ciñeran a la nueva religión. Sigue leyendo