El trabajo te liberará


«… una escalera les conduce a un subterráneo… un letrero informa en alemán, francés, griego y húngaro, de que allí se encuentran las duchas y el cuarto de desinfección. La información contribuye a tranquilizar… Allí encuentran una gran sala, bien iluminada y pintada… los miembros de las SS dan una orden: «¡Desnúdense!… disponen de 10 minutos»… después todo el mundo está desnudo… al fondo… entran a otra gran sala, también bien iluminada… en el centro hay grandes pilares cuadrados… con canalones de latón con perforaciones… Se escucha una nueva orden: «¡Sonderkommando y SS, salgan de las duchas!»… una vez encerrados desde arriba derramaban unas piedrecillas que caían por los canalones perforados liberando gas ZyKlon-B que invadía la sala. En cinco minutos mataban a unas 3000 personas»

Miklós Nyiszli superviviente del sonderkommando de Birkena

Sigue leyendo